Nov 072012
 

La Compañía TuneUp en sus pruebas de laboratorio, ha demostrado cómo Windows 8 consigue aventajar a su predecesor Windows 7 en el área del rendimiento en la mayoría de disciplinas: arranque del sistema, arranque de aplicaciones, ejecutando juegos o aplicaciones pesadas como editores de video e imagen, etc. Combinado además con la nueva interfaz y su mosaico de aplicaciones puede llevar a pensar que es un sistema operativo completamente nuevo. Sin embargo, a pesar de sus grandes mejoras, Windows 8 hereda la misma arquitectura de siempre, incluyendo todas sus debilidades.

Windows 8 se vuelve más lento con casi todos y cada uno de los programas instalados. Éste es un hecho comprobado, cuántos más programas se instalen en el PC, más lento se volverá. Con el inconveniente añadido que la mayoría de los programas añaden iconos en la barra de tareas de Windows y consumen recursos incluso cuando no están en uso: lanzan aplicaciones tras el arranque del sistema, añaden incluso más servicios y tareas programadas que se mantienen activas en segundo plano.
Unos pocos programas instalados, no mostrarán un efecto negativo en los potentes sistemas actuales, sin embargo un PC nuevo ya viene cargado con unas 2 docenas de éste tipo de programas como “valor añadido”, a demás de tu propio grupo de programas que necesitas. De este modo, se observa rápidamente un problema grave de rendimiento, seguridad y usabilidad.

Escenario de pruebas: 150 programas y 2 meses de uso
Para realizar una prueba lo más fiable posible, se instalaron toda una variedad de programas, de la lista de favoritos de los usuarios de TuneUp Utilities (todos se limpian a fondo con la nueva herramienta TuneUp Disk Cleaner).
La instalación se llevó a cabo en cerca de 4 horas, aunque tras la instalación de 50 programas ya era evidente una caída en el rendimiento. El PC de test utilizado es un Core 2 Duo de 2009 a 3GHz. 4GB de RAM y un disco SSD de 256GB. De este modo, no es el PC más potente del mercado, pero tampoco una antigua máquina con XP.

Windows limpio vs. 150 programas vs. Optimizado con TuneUp Utilities 2013
El test consistió en una comparación entre el rendimiento del PC limpio en el día 1, justo antes de instalar los programas, y  el rendimiento medido 8 semanas después de un uso diario del equipo. Se comprobó además, cuánto ayuda una herramienta de optimización como TuneUp Utilities, utilizando las funciones TuneUp Program Deactivator, el Modo Turbo además de StartUp Manager.

Primer Resultado: Número de procesos y uso de memoria RAM
El número de procesos activos 10 minutos después de arrancar el equipo aumentó de 61, en un Windows 8 perfectamente limpio (esta cifra puede variar según el PC) a una media de 131 procesos 8 semanas y 150 programas más tarde. Sin embargo, al utilizar las herramientas de optimización de TuneUp Utilities (especialmente Program Deactivator) el número de procesos cayó a 54 incluso por debajo de la instalación inicial de Windows.

En el uso de memoria RAM, el impacto de los procesos tras la instalación de 150 programas todavía es más acusado, dejando el sistema con alrededor del 75% de memoria ocupada constantemente, minimizando la memoria disponible para el uso diario. De nuevo, el uso de la optimización con TuneUp Program Deactivator devuelve mayor memoria disponible que en el primer día.

Segundo resultado: Tiempo de arranque
En esta prueba se utilizó la herramienta de Microsoft WPERF para medir el tiempo de arranque hasta que el escritorio está completamente activo y todos los servicios y programas terminan sus comprobaciones.

Tercer resultado: Tiempo de arranque de un programa (Outlook 2013)
Se utilizó la nueva versión de Outlook 2013 Preview en varias rondas de test midiendo con AppTimer.


De nuevo la sobrecarga del sistema provoca una mayor retardo en el arranque del programa. En cambio, TuneUp Utilities consigue recuperar y mejorar la marca de Windows.

Cuarto Resultado: Conversión de MP3 a formato AAC (iTunes)
En esta conversión se muestra un incremento del 20% de tiempo para hacer una conversión en el sistema de los 150 programas. Si en vez de convertir pequeños archivos MP3 tratamos de hacerlo con DVDs o BluRays el impacto es más fuerte.

Estate atento a la segunda parte de este artículo, en la que se profundiza en el funcionamiento de Windows 8 y su comportamiento además de los resultados que ofrece a nuestras pruebas con TuneUp Utilities 2013.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: