Dic 142016
 

Imagínese que hay alguien dentro de su casa u oficina, capaz de oír todas sus conversaciones y presenciar sus momentos más íntimos. ¿Qué podría hacer con esa información? ¿Qué pasaría si todas las conversaciones o escenas hubieran sido grabadas? Es posible que no lo sepa y ya esté pasando por esta situación. En virtud de esta amenaza, Steganos decidió incluir una herramienta especializada en la protección de la webcam en la más reciente versión de Privacy Suite.

El tema se convirtió en polémica tras la publicación de una foto del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, en la que era posible observar que su webcam estaba cubierta con cinta adhesiva. La principal cuestión era sobre si la medida sería “paranoica” o no. A partir de entonces, muchos usuarios empezaron a cuestionar su vulnerabilidad ante esta amenaza silenciosa. Creepware es una práctica de espionaje realizada a través de un software de Spyware, con el cual una tercera persona consigue tener acceso a la webcam y el micrófono de un dispositivo.

Este tipo de software es extremadamente peligroso y comúnmente utilizado para chantajear a las víctimas del espionaje con la difusión de contenido privado o de informaciones confidenciales. Otros usos frecuentes son el robo de informaciones financieras y la práctica de espionaje empresarial. Al contrario de lo que piensa la mayoría, no es necesario ser un hacker para espiar la webcam ajena. El famoso creepware Blackshades, que levantó una mega operación conjunta del FBI con la Europol, fue vendido durante cuatro años a millares de usuarios mal intencionados por solamente 40 dólares. Se estima que el software fue vendido en más de 100 países y millares de licencias fueron distribuidas.

¿Cómo proteger su webcam contra creepware?

La protección contra creepware requiere una herramienta especializada, pues muchos de estos softwares consiguen eludir firewalls y antivirus. Uno de los grandes mitos en relación a este tema es que la luz LED de la webcam se encenderá mientras esté activada por el intruso o hacker. Sin embargo, normalmente esta opción sencillamente es desactivada para que el usuario no se dé cuenta de que está siendo observado. Una medida básica de prevención es mantener el ordenador, el sistema operativo y los navegadores siempre actualizados, además de usar un buen programa antivirus y un firewall.

No obstante, como ya se ha mencionado, algunos creepware consiguen eludir estas protecciones. Mark Zuckerberg no se equivocaba al tapar su webcam con cinta, el uso de una barrera física es una medida que ningún software consigue superar. Pero no es suficiente: el micrófono del usuario sigue completamente expuesto y videoconferencias por Skype o cualquier otra actividad que requiera es uso de la webcam seguirá pudiendo ser vigilada y grabada.

Para proteger a los usuarios ante este tipo de amenaza, surgieron herramientas específicas de protección contra creepware. Este es el caso de la herramienta Webcam Protection, que forma parte del programa Privacy Suite, dedicado a la privacidad y seguridad de datos. La versión 18 del software de la empresa alemana Steganos incluye este recurso especialmente desarrollado para evitar que hackers tengan acceso a la webcam y el micrófono del dispositivo. Activar la protección es muy sencillo, con solo dos clics el usuario estará protegido. Solo tiene que abrir el programa, hacer clic en “Esfera privada” y a continuación en “Proteger webcam”.

proteger webcam con Privacy Suite 18

Para más informaciones sobre los programas de seguridad digital de Steganos, visite la web oficial en español.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: